Al son de punto y llanto

 

El más reciente trabajo del laboratorio creativo Ciudad Canción agrupa al ensamble musical Caracas Sincrónica conformado por Pedro Marín, Javier Marín y Edwin Arellano, al cantautor José Delgado y a al realizador Saleh Perdomo, quien a su vez se apoya en las ilustraciones de Libertad Tinocco para lograr una equilibrada muestra de arte colectivo confeccionado a distancias en época de pandemia.

Las décimas que José Delgado escribe son loas al arte que, antes de dar respuestas, hace preguntas a quien se detiene a mirar sus propias oscurdidades, queda acorde con el género escogido para acompañarlas, el hermoso “punto y llanto” tradicional del Estado Sucre, que evoca la magia del gran José Julián Villafranca como uno de sus máximos exponentes.

Luego de varias semanas de trabajo en diseño, ilustración y animación, en grabación y mezcla de audio, finalmente se podrá disfrutar este resultado que combina el video lírico con el stopmotion y expone los géneros de la música popular tradicional venezolana. Para cada uno de los creadores involucrados ha representado un reto interesante la investigación del universo sonoro y cosmogónico del oriente venezolano para la posterior reinterpretación, dando fe de la buena salud de la que gozan las culturas populares.

En la asistencia del montaje están Moisés Vargas y Ernesto Caldarelli. En la mezcla de audio está el maestro Tomás Cardona. La dirección musical y el cuatro de Javier Marín, La guitarra de Edwin Arellano y la bandola oriental de Pedro Marín.

Una producción de Ciudad Canción Madrigueras, Todos Cultura, Oficina Uno, Presten Atención y Producciones A Pedal y Bomba, con el apoyo de la Alcaldía de Caracas.

Una ventana a las entrañas de la creación

llega a nosotros gracias a